La Filmoteca Nacional ha reabierto sus puertas tras la plaga de chinches que afectó al cine Doré de Madrid y que obligó al cierre de sus dos salas. En el mes de julio algunos espectadores se quejaron de que durante las proyecciones les había picado algún insecto. Se comprobó entonces que se trataba de chinches, una plaga que afectó al barrio de Lavapies este verano, en concreto de la especie tropical cimex rotundatus, que son más difíciles de combatir.

Las chinches son insectos hemípteros ya que tienen seis patas y chupan sangre. De sus dieciocho especies sólo dos atacan al hombre: la “cimex lactularios” y la “cimex rotundatus”.

Las chinches de la familia “Cimicidae” son insectos evolutivamente adaptados al hombre y otros mamíferos desde tiempos primitivos. Las chinches tropicales se distribuyen perfectamente en las zonas más cálidas próximas al ecuador.

Miden aproximadamente 4 o 5 mm de largo por 3 de ancho, son de forma aplanada y de color café, pero después de comer se hinchan y cambia su tamaño y su color se vuelve de un tono rojo pálido. Normalmente se alimentan sólo de sangre. Las chinches jóvenes o ninfas son más pequeñas pero también se alimentan de sangre. Pueden sobrevivir hasta seis meses sin comer y frecuentemente infestan a murciélagos y aves. Si se infesta una habitación por chinches se puede percibir un olor fétido. Rara vez habitan en las camas pero pueden estar en las costuras, en los pliegues del colchón y de los cubrecamas y dentro de la base del colchón, alrededor de las mesas de noche, en los marcos de las ventanas y puertas, en las hendiduras y grietas de las paredes, en los huecos de las paredes (enchufes e interruptores), en maletas, cajas y otros objetos portátiles, en sofás, sillas, cojines y cortinas y en las cosas u objetos amontonados. En estos lugares las hembras depositan sus huevos y se incuban durante cuatro o cinco días. Les atrae el calor y el dióxido de carbono.

Las picaduras de las chinches son casi siempre indoloras pero puede haber casos de reacciones y complicaciones dermatológicas. Son insectos que se esconden y se detectan con dificultad, esto hace que estas infestaciones se encuentren tarde y su gravedad sea ya elevada. No vuelan pero tienen una gran capacidad de dispersión, por eso durante los viajes si se introducen materiales o mobiliario contaminado ocasionan la segunda causa de infestación y es por lo que se recomienda evitar la adquisición de material no garantizado y la recogida de material (sobre todo de dormitorio) de la calle. Así mismo, está prohibido depositar material contaminado en la vía pública.

Una vez detectada la infestación, se deben erradicar totalmente, para ello lo mejor es ponerse en contacto con profesionales. En American Pest Control podemos asesorarte y ofrecerte el tratamiento más adecuado. No dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Fuente:

El Mundo

http://www.elmundo.es/madrid/2015/09/15/55f7f72c22601d302c8b4582.html

Servicios relacionados

Otros servicios de control de plagas