Aprovechando nuestro reciente artículo sobre las chinches de cama, queremos compartir una noticia sorprendente.

 

¡Directamente desde Huffingtonpost en su edición estadounidense!
Al parecer unos nuevos inquilinos acaban de llegar a la sede de la ONU en Nueva York. El pasado martes, 24 de junio, el servicio de mantenimiento recibió un aviso de la existencia de chinches en dos cuartos sitos en la planta 34 del edificio de la Secretaría.
Rápidamente el problema fue subsanado por exterminadores profesionales. Según un comunicado oficial posterior, se trataba de una incursión aislada y de poca importancia. Como medida de precaución, además de la intervención de los exterminadores profesionales, otros seis miembros del personal que trabajaban cerca, habían sido reubicados en una oficina temporal hasta el jueves. En cuanto a si las chinches han infestado las casas de los empleados, no se han tenido noticias.
En octubre de 2010 hubo un episodio similar, también protagonizado por chinches en las plantas 19 y 20 del edificio que alberga la Secretaría General, ubicada en la zona este del Midtown de Manhattan. La plaga ha sido detectada en zonas muy concretas y ningún miembro del personal sufrió las molestas picaduras. Como precaución de procedió a la rápida retirada de muebles de las oficinas y a la automática fumigación.
Remarcó que, tal y como recomiendan los profesionales en la materia, periódicamente se revisan todas las oficinas, almacenes y zonas comunes con perros adiestrados, especializados en la detección de chinches y otros insectos. Aunque estos no lleguen a diferenciar entre chinches vivas o muertas, son capaces de detectar las chinches en todas las etapas de su ciclo de vida: desde huevos o larvas, hasta adultos. En su búsqueda son capaces de marcar la ubicación exacta del refugio de las chinches. Esto permite fumigar la zona precisa evitando pulverización en toda la habitación entera. En esta ocasión el portavoz de la ONU comentó que, desde hace un tiempo, muchos edificios públicos y locales comerciales se habían visto afectados por esta plaga.
Las chinches, lejos de suponer un problema menor, se han convertido en un problema económico muy importante en Nueva York, aumentando las cancelaciones turísticas y en consecuencia reduciendo las visitas a restaurantes, teatros, cines y otros sitios de ocio y cultura, por miedo a las picaduras de estos insectos.
Inofensivos en apariencia, pero que pueden llegar a propagar enfermedades letales, o que incluso podemos llegar a encontrar plagas en hospitales y hoteles donde jamás hubiésemos llegado a imaginar plagas de chinches!
¡Y mucho menos en un edificio de la ONU!
Puedes leer el artículo completo en inglés en:
Noticia sobre anteriores plagas de chinches en Nueva York:

Servicios relacionados

  • Desinsectación: Contra plagas de cucarachas, hormigas, pulgas, chinches y todo tipo de insectos….