Con la llegada de la primavera, que después del frío invierno va aumentando progresivamente las temperaturas, la proliferación de insectos y de otro tipo de plagas resulta mucho más activa que en cualquier otra época del año. Este proceso, que se genera sobre todo por la combinación de calor y humedad en espacios cortos de tiempo, obliga a muchas ciudades a poner en marcha sobre sus calles sistemas de fumigación de cucarachas.

De hecho, una de las principales razones por las que a nivel público se llevan a cabo este tipo de tratamientos es por la apertura de piscinas u otras instalaciones acuáticas. Después de varios meses sin ser utilizadas precisan de una limpieza completa para empezar la temporada sin rastro de infección. Además de proceder a la eliminación de cucarachas, la mayor parte de los emplazamientos urbanos también requieren de una lucha constante contra las plagas de orugas del pino o procesionarias.

LA SUBIDA DE LA TEMPERATURA DISPARA LA ALARMA DE PLAGAS

El calor se convierte en uno de los principales aliados de insectos como la cucaracha, que ante el aumento de las temperaturas abandonan sus escondites habituales y ocupan parte del espacio que nos rodean. Puesto que se trata de insectos que no toleran el frío, durante el invierno suelen esconderse en alcantarillados y cañerías. De ahí que resulte indispensable llevar a cabo la desinfección para fumigar las cucarachas antes de que llegue el verano.
Otro de los motivos por los que éstos insectos deben ser eliminados con antelación y prevención es precisamente su fácil reproducción, que se acelera cuando las condiciones ambientales reúnen un buen porcentaje de humedad y una cálida temperatura. De la misma forma, el control de plagas como la protagonizada por la oruga debe iniciarse durante estas fechas, ya que se trata del momento justo en el que ésta aguarda en fase subterránea hasta la salida de la mariposa, que suele producirse durante los meses de julio y agosto.

CERTIFICADOS DE APERTURA DE PISCINAS, ENTRE LOS PRINCIPALES MOTIVOS DE DEMANDA

Si bien las residencias privadas, los bloques comunitarios o las zonas públicas de la ciudad constituyen los principales lugares de anclaje de este tipo de tratamientos destinados a la fumigación de cucarachas, las instalaciones acuáticas requieren de una dosis extra de higiene antes de iniciar su temporada. Por este motivo forman parte de uno de los clientes que más demandan este clase de servicios, recordando que antes de iniciar su actividad requieren de un certificado de apertura que determine que la instalación se encuentra en perfectas condiciones higiénicas y libre de plagas.
  • Ofrecemos soluciones a cualquier tipo de plaga de animales…