– Dependiendo de la fuente consultada, cuentan que hay unas 5.000 especies de cucarachas. Se calcula que de todas ellas, aproximadamente sólo 20 especies habitan cerca del hombre.

– En inglés se las denomina cockroach, que imita el sonido que hacen cuando se las aplasta.

– En la antigüedad, en Europa se consideraba que daban buena suerte y se soltaban algunos ejemplares en las casas nuevas.

– Generalmente presentan un cuerpo aplanado, que mide de 3 cm a 7,5 cm de largo.

– El desarrollo desde huevos hasta adultos dura entre 3 y 4 meses. Las cucarachas pueden llegar a vivir un año.

– Generalmente la hembra puede producir entre 300 y 400 descendientes. Sin embargo, en otras especies, pueden producir un número extremadamente alto de huevos en su vida y con una sola cópula.

– Las cucarachas viven en colonias, en lugares oscuros, húmedos y calurosos (humedad ideal: entre el 25ºC y el 75).

– Son animales nocturnos, si se ven muchas cucarachas durante el día, a menudo es señal de una infestación potencialmente grave.

–  Las cucarachas son omnívoras. Prefieren los hidratos de carbono, alimentos con gran contenido en almidón, grasas y azúcares, y llegan a comer desde cuero hasta pegamento.

– La resistencia de las cucarachas es mundialmente conocida: pueden sobrevivir 30 días sin alimentarse y unos 40 minutos sin respirar. Además, una cucaracha es capaz de sobrevivir durante más de un mes sin agua. En caso de pérdida de alguna pata, ésta vuelve a crecer pasados unos días.

– Son prácticamente ciegas, tienen las antenas en contacto continuo con la superficie para detectar cambios de temperatura, humedad o pequeñas vibraciones, etc.

– Las cucarachas pueden transmitir 33 tipos de bacterias diferentes, 6 gusanos parásitos y 7 patógenos humanos.

– Sus excrementos pueden contener un elevado número de alérgenos y esto puede provocar estornudos, urticarias o lagrimeo severo a personas con alta sensibilidad a alérgenos. Además estos alérgenos, parecen empeorar los síntomas de asma, mucho más que otros factores ya conocidos.

– La cucaracha es el insecto con más posibilidades medicinales, se ha probado con alguno de sus componentes químicos para el tratamiento del Sida.

– Las cucarachas producen secreciones olorosas que llegan a afectar al sabor de los alimentos si entran en contacto con estos.

– Cuando encontramos una cucaracha muerta, generalmente aparece boca arriba. Esto puede deberse a los espasmos causados por insecticidas, o al rigor mortis, que hace que al contraerse las patas, pierden el equilibrio y acaban volcando. Esta postura también la pueden adoptar como mecanismo de defensa, así simulan su muerte para escapar de algún peligro que las acecha.

–  Las cucarachas alemanas (Blatella germánica) tienen un elevado poder de reproducirse, pueden llegar aponer 320 huevos en unos 80 días. En seis meses una plaga de 1.000 ejemplares puede llegar a multiplicarse por 10. He aquí la importancia de una intervención rápida y efectiva ya que el problema puede agravarse considerablemente y con una complicada solución.

–  El peligro de una plaga de cucarachas se subestima a menudo, por ejemplo, en el mundo empresarial suponen un peligro muy serio. Al poseer unas fuertes mandíbulas pueden producir daños irreparables en los archivos, ya que principalmente se alimentan de madera, papel y cartón.

¿No te parece que son suficientes razones para contratar una empresa de control de plagas para solucionar el problemas? Es necesario un tratamiento profesional para una lucha eficaz. Consúltanos tu problema y te daremos rápido la solución.