Muy comunes y molestos, las moscas y mosquitos son insectos que comparten muchas características. Pertenecen al orden de los dípteros (del griego, “doble ala”).

De las 3.000 especies de mosquitos que hay en el mundo, en España encontramos unas 70, distribuidas por todo el territorio. Pero estas cifras son provisionales, constantemente se van encontrando nuevas especies.

Hasta hace cinco años el mosquito trompeteroCulex pipiens,(llamado así por el ruido que hace al acercarse a su presa)era la plaga de mosquito más habitual en el país. Con el cambio climático y la aparición de nuevas plagas, dentro de nada su lugar lo ocupará el mosquito tigre (Aedes albopictus), que se ha ido extendiendo por la costa mediterránea.

Las hembras son las únicas que pican, necesitan encontrar sangre cada vez que hacen una puesta de huevos. La búsqueda de alimento a lo largo del día también depende de la especie: el mosquito tigre suele picar durante el día, pero en general, el atardecer y el anochecer son los momentos de mayor actividad.

El agua es un elemento indispensable para todos los ciclos de sus vidas. Habitualmente ponen su huevos en lugares húmeros y cálidos.

La mejor arma de que disponemos es, sin duda alguna, la limpieza dentro y fuera de la casa.

Existen una serie de medidas preventivas: evitar las aguas estancadas y mantener todos los espacios limpio de alimentos y basuras. Mucho cuidado con todo tipo de recipiente que pueda acumular agua.

En caso de tener piscina, el agua debe estar clorada y en invierno, tapadas.

Como medida de control doméstico es aconsejable instalar mosquiteras en marcos de puertas y ventanas.Para los niños no debemos olvidar aplicar repelentes anti-mosquitos.

En el mercado podemos encontrar gran variedad de productos:

Se pueden crear “cercos vivos” con plantas de albahaca en los jardines o en pequeñas macetas en las habitaciones, su fragancia no les gusta a los mosquitos.

También hay repelentes naturales, válidos incluso para exteriores. La citronella es una gramínea, tiene una fragancia suave, que desprende un aceite cuando está en contacto directo con el sol.

Los aerosoles insecticidas utilizan como principio activo los piretroides, compuestos sintéticos que imitan a las piretrinas naturales y que actúan sobre el sistema nervioso de los insectos provocando su muerte. La mayoría de los productos tardan menos de 5 minutos en realizar su función.

Los difusores eléctricos difunden de forma continua el insecticida, muy apropiados para la noche. Son más eficaces los líquidos que los que utilizan pastillas.

Debemos tener mucho cuidado con la aplicación y uso de aerosoles o difusores, en ocasiones además de su baja efectividad, puede haber problemas de toxicidad, con especial cuidado con niños y mujeres embarazadas.

Por todo ello, o en caso de que la presencia de mosquitos vaya aumentando, recomendamos contratar un servicio de fumigación. Las empresas profesionales localizarán los focos de reproducción y estudiarán su evolución y aplicarán insecticidas apropiados para interrumpir el desarrollo larvario. No dudes en ponerte en contacto con American Pest Control, especialistas desde 1974.

Servicios relacionados

  • Desinsectación, Contra plagas de cucarachas, hormigas, pulgas, chinches y todo tipo de insectos….