La presencia de ratas en interiores de viviendas, locales o en el mismo suelo urbano se considera inaceptable en términos de salud pública, prevención de daños y calidad de vida. En este tipo de entornos se aplica siempre el principio de tolerancia o umbral de plaga cero. 

La situación en las alcantarillas públicas es diferente ya que en este ambiente subterráneo exterminar a las ratas se basa en una limpieza y mantenimiento digiligente y en el uso continuado de medios de control basados en el uso de cebos rodenticidas, no entrando en ese umbral de plaga cero. 

Asimismo, sabemos que las ratas son animales salvajes de vida libre, con grán agilidad móvil y capaces de moverse rapidamente a los lugares que más les conviene donde podrán encontrar comida, agua y un lugar donde poder reproducirse. Por ello, y para evitar que las ratas lleven a cabo estas tareas debemos evitar crear un ambiente exterior favorable a las ratas y blindar nuestros hogares frente a los roedores.

En primera estancia es importante no eliminar residuos alimentarios por el inodoro-WC, ya que esos residuos llegan al alcantarillado y atraerán ratas hacia la acometida. Además, debemos gestionar las basuras en los lugares apropiados para ello, haciendo uso de contenedores no arrojando los residuos a jardines o solares.

Por otro lado debemos evitar puntos de retención o pérdidas de agua en sótanos, patios, etc, ya que no sólo suponen un problema en relación a insectos sino que a las ratas les resulta un lugar atractivo, por lo que se sienten atraídas por esta circunstancia.

No debemos olvidar que las ratas son animales pequeños y ágiles que son capaces de acceder a los lugares más inverosímiles. Por ello, debemos contar con la mayor protección posible, impidiendo su acceso a nuestros hogares cubriendo grietas, agujeros o cualquier otro orificio en el que ellas encuentren una gran oportunidad.

Para evitar que las ratas se hagan dueñas de nuestro hogar, debemos recurrir a profesionales del sector, ya que los biocidas de uso doméstico que se venden de modo libre nunca son eficaces si se utilizan de forma incorrecta, usándolos sin conocer los factores medioambientales. Los rodenticidas al utilizados pueden ser peligrosos para el ser humano, los animales domésticos y para la fauna salvaje.

Importante: No debemos instalar rodenticidas de manera que pueda ser accesible a niños y animales.

Servicios relacionados

  • DesratizaciónOlvídese del problema de ratas o ratones con nuestros productos biodegradables….