Desde las hojas crujientes que caen de los árboles, al café o el chocolate caliente, hasta el retorno a actividades que nos llevan a estar más tiempo en casa y ver cómo, poco a poco, los días se acortan. Son muchas las razones que hacen del otoño la época favorita del año para gran parte de la población. Sin embargo, este cambio de estación también genera transformaciones en los ciclos de vida de otras especies, por ejemplo, los insectos. Esto hace que se vuelva prioritario tomar medidas para tener bajo control las plagas de otoño.

Pero ¿cuáles son? ¿Crees que siempre abundan las mismas infestaciones a lo largo de todo el año? La respuesta es no, hay plagas de otoño, así como las hay específicas en verano, en invierno o en primavera.

Es importante conocer estos insectos de otoño para saber a qué nos enfrentaremos en los próximos meses. Esto nos va a permitir tomar los recaudos necesarios para que no se transforme en un verdadero problema.

Por todo ello, en este artículo vamos a contarte cuáles son los insectos de otoño, cómo prevenir su aparición y en qué consiste la eliminación de plagas Madrid en esta época del año.

Las 5 principales plagas de otoño

Si tuviésemos que hacer un listado de las principales plagas de otoño, aquellas por las que las personas deben recurrir al servicio de desinsectación Madrid, serían 5 especies en particular:

1# Procesionaria del pino

Este es uno de los insectos de otoño más característicos. De hecho, el tratamiento de esta plaga se suele realizar en los meses de octubre y noviembre. En esta época es cuando la procesionaria se encuentra entre el tercer y cuarto estadio larval, justo antes de formar el bolsón definitivo en el que pasará el invierno. Pero lo más importante es que durante este periodo es cuando se alimenta de las acículas de los pinos y cedros, así es que quieres proteger la salud de tu jardín y de tus árboles, es necesario prevenir su infestación en otoño.

#2 Cucarachas

No hace falta decir que esta es sin dudas una de las plagas de otoño más desagradables, pero también de las más peligrosas para la salud de las personas. Lo que ocurre durante esta estación es que las cucarachas, como otras especies, comienzan a buscar refugio ante el descenso de las temperaturas. Y, por supuesto, los hogares se transforman en un excelente lugar donde pasar los meses más fríos del año. Para evitarlo, tienes que prestar mucha atención a partir del mes de septiembre y llevar a cabo una serie de acciones para prevenir su irrupción en tu vivienda.

#3 Chinches

Las chinches son una plaga de interior, con lo cual, siempre buscarán refugio dentro de los hogares. Sin embargo, lo que ocurre en otoño es que muchas personas vuelven a casa después de sus vacaciones de verano y, al haberse alojado en algún establecimiento hotelero o en habitaciones de alquiler que no cuentan con los controles de plagas adecuados, corren mayores riesgos de regresar a casa con estos insectos en el equipaje.

Además de ello, las chinches siempre buscan el calor, con lo cual se sienten atraídas por los espacios calefaccionados. Si a eso le sumamos la presencia de las personas y mascotas, que es básicamente su fuente principal de alimento, encuentran dentro de una vivienda todo lo que necesitan para sobrevivir.

#4 Avispas

Otro de los insectos de otoño son las avispas. ¿Por qué aparecen en esta época? Porque la caída de la colonia se da entre finales del verano e inicios del otoño, cuando las últimas larvas han crecido y ya no hay más alimento, por lo que las obreras salen en busca de comida al aire libre. Precisamente, a los espacios que frecuentamos las personas.

Así ocurre que, si quieres disfrutar de los últimos días que se pueden aprovechar realizando actividades al aire libre, te encontrarás con una invasión de estos insectos que desesperadamente buscan abastecerse de comida de cara a los días más fríos.

Este es, sin dudas, un momento clave para recurrir a la desinsectación Madrid y así evitar que tú y tu familia corran el riesgo de experimentar una de las dolorosas picaduras de avispas.

#5 Moscas

Molestas y peligrosas, así son las moscas comunes o domésticas. Estas se suelen encontrar siempre cerca de los comestibles y por ello resulta tan riesgosa su presencia en casa. Esto es debido a que pueden contaminar los alimentos, al ser portadoras de virus y bacterias. Además, tener moscas rondando en casa siempre es desagradable desde el punto de vista higiénico.

Por ello es fundamental aprender a combatirlas y en el otoño todavía más, porque es cuando deciden ingresar a las viviendas en busca de refugio de cara a las temperaturas más bajas.

Plagas de insectos de otoño ¿Cómo prevenirlas?

La primera de las recomendaciones es inspeccionar el exterior de tu casa en busca de puntos de fácil acceso. En caso de encontrarlos sella las grietas con sellador de silicona y presta especial atención a las áreas donde se encuentran las tuberías que ingresan a la casa. Por allí es más fácil que se introduzcan sobre todo cucarachas.

Cubrir las rejillas de ventilación es otra de las recomendaciones para que no quede ningún resquicio donde accedan los insectos.

Reemplazar burletes alrededor de puertas y ventanas es clave para mantener a las plagas de otoño lejos. Además, mantener las ventanas bien cerradas a menos que cuentes con mosquiteros.

Solucionar problemas de humedad. De no hacerlo, puede aparecer moho y, tarde o temprano, los insectos también lo harán.

Al regresar de un viaje deja el equipaje en el garaje o en el baño e inspecciona las maletas para asegurarte de que no haya chinches. Procura lavar toda la ropa de tu viaje inmediatamente al llegar y con agua caliente. No ingreses ningún mueble usado a tu vivienda sin haberlo desinfectado previamente.

Limpia las hojas y otros desechos de tus canaletas para evitar que el agua se estanque, ya que este es el caldo de cultivo perfecto para plagas de otoño.

En cuanto a los alimentos, es fundamental no dejarlos fuera mucho tiempo. Además, esta regla se aplica al comer en el patio o jardín. Recuerda que las avispas en esta época están deseosas de alimento y se sentirán atraídas si dejas restos en el exterior.

Finalmente, mantén las ramas y los arbustos podados y cuida la salud de tu jardín. Esto te permitirá protegerlo de las bajas temperaturas, pero también de plagas de otoño como la procesionaria del pino.

¿Qué hacer ante las plagas de otoño?

Si nada de esto funciona porque quizás al actuar es demasiado tarde o porque la infestación es tan severa que no puedes detenerla, la desinsectación Madrid es el servicio que necesitas.

Este tratamiento se basa en el Control Integrado de Plagas o IPM (Integrated Pest Management) que implica mejoras sustanciales con referencia a los métodos tradicionales de control donde solo se aplicaban medidas químicas. En este caso, se utiliza una menor cantidad de productos, que a su vez es más eficaz y mejor para el medio ambiente.

Además, obtendrás asesoramiento en cuanto a las medidas físicas que puedes tomar para subsanar pequeños defectos de tu vivienda que quizás aumentan los riesgos de padecer plagas de otoño.

Descubre nuestro servicio de desinsectación Madrid y diles adiós a los insectos de otoño.

Artículos relacionados: