Insectos que se alimentan de la madera, eso son las plagas de termitas y la plaga de carcoma, sin embargo, no se trata de lo mismo. Por ello hoy queremos contarte cuáles son las implicancias que tienen estas infestaciones en nuestros hogares y cuáles son las diferencias entre ambas.

Si se trata de proteger las estructuras de tu casa, el control de plagas Madrid aplicado a termitas y carcoma es la clave.

A continuación, descubre los daños que estos insectos podrían generar en tu vivienda.

Índice de contenidos

  1. Control de plagas Madrid contra termitas y carcoma
  2. Daños que producen las plagas de termitas y de carcoma
  3. Tratamiento contra plagas de termitas y de carcoma

Control de plagas Madrid contra termitas y carcoma

Cuando hablamos de plagas como las termitas de madera, claramente no nos referimos a una infestación en la que se vea comprometida la salud de las personas.

Puede que esto brinde cierto alivio, teniendo en cuenta que muchas veces al requerir servicios de control de plagas Madrid, se trate de combatir a insectos o animales que transmiten enfermedades peligrosas para los seres humanos.

Sin embargo, no debemos subestimar la peligrosidad de insectos como las termitas y la carcoma, ya que esta clase de infestación puede llegar a comprometer severamente las estructuras de viviendas y edificios y reparar un daño así podría tener un coste económico elevado.

Daños que producen las plagas de termitas y de carcoma

Aunque la plaga de carcoma y de termitas pueda parecer igual a simple vista, ya que ambos son insectos xilófagos que se alimentan de madera, en realidad presentan notorias diferencias, puesto que pertenecen a grupos muy distintos.

Esto hace que en apariencia y también en comportamiento difieran y, por lo tanto, el daño que produce una u otra plaga no es el mismo.

Daños que producen las plagas de termitas

Las termitas de madera son responsables de daños estructurales en edificios y casas. El hecho de que se tarde demasiado en descubrir la infestación, hace que el daño sea aún mayor. Generalmente, las personas detectan las plagas de termitas cuando la propagación de este insecto es bastante grave.

Las termitas de madera se alimentan de la celulosa presente en esta. Debido a que cada nido, es decir, cada termitero, puede tener millones de estos insectos, el deterioro de las estructuras puede resultar muy grave.

Las termitas se alimentan, por ejemplo, de la madera de los durmientes presentes en las viviendas, por ello, estos terminan quedando huecos y pierden así su principal función que es dar sustento. De esta manera, el daño más severo que pueden generar las plagas de termitas es el hundimiento de una o varias plantas de una casa.

A esto debemos sumar el levantamiento o hundimiento de cielos rasos, la aparición de grietas u orificios pequeños en la madera.

La termita subterránea, por su parte, proviene del suelo y se introduce generalmente en las estructuras a través de vías ocultas en los muros y suelos. Para ello construyen galerías en forma de tubos de barro, como un camino hacia la madera de la que se alimentan. Esas galerías hacen que la madera vaya perdiendo resistencia y pueda llegar al punto de colapso.

La termita subterránea, además de madera, puede atravesar con facilidad el hormigón y otros materiales, por ello es la más peligrosa, ya que puede poner en riesgo cualquier estructura.

Es importante decir también que la termita subterránea tiene una fuerte presencia en todo el territorio español, pero especialmente en Madrid, donde abundan los acuíferos subterráneos y se presentan muchos más casos de esta infestación.

Daños que produce la plaga de carcoma

A diferencia de las termitas que se alimentan de la celulosa de la madera, la plaga de carcoma se alimenta de albura, que es la parte joven y blanda de la madera. La presencia de este insecto se detecta sólo cuando la larva termina su desarrollo y se convierte en un adulto, es decir, en escarabajo. Este, al necesitar salir al exterior para aparearse, realiza un agujero en la madera. Así es como deja el signo más visible de la presencia de esta infestación: el orificio en la superficie.

El principal problema es que, en esa instancia, la plaga ya está avanzada y el daño producido seguramente sea considerable. Al igual que las plagas de termitas, en el caso de la carcoma, el principal daño es la descomposición de la madera, su posterior debilitamiento y el riesgo de colapso de la estructura.

Tratamiento contra plagas de termitas y de carcoma

Sólo para tener una idea del nivel de complejidad que representa combatir a esta clase de insectos, basta con decir que hay distintas formas de hacerlo. El control de termitas puede realizarse, por ejemplo, con cebos para termitas, como Sentritech o la fumigación termitas.

La fumigación de carcoma Madrid es de los servicios más usuales para combatir a esta plaga urbana. En ambas infestaciones, además, se puede optar por la desinsectación Madrid.

Hasta el momento no existe un tratamiento contra termitas y carcoma que las personas puedan aplicar de forma exitosa con productos caseros. Como hemos visto, esta clase de plaga puede estar oculta durante mucho tiempo y, de hecho, si se encuentran rastros visibles quiere decir que la infestación está avanzada.

Intentar combatirla con métodos caseros sería una pérdida de tiempo y, como hemos visto, el tiempo es clave para contrarrestar los daños ocasionados, salvar las estructuras y eliminar por completo a estos insectos.

Las propuestas de control de plagas Madrid contra termitas y carcoma son:

Cebos para termitas Sentritech

Sentritech es un sistema que permite un adecuado control de termitas subterráneas. Su funcionamiento consiste en la difusión de un producto insecticida conocido como hexaflumurón a la totalidad de la colonia. Gracias al efecto retardado del insecticida, este se distribuye en forma de cebo y es consumido por las termitas obreras. Así, poco a poco, con el intercambio de alimentos, todos los ejemplares de la colonia se intoxican y mueren.

Desinsectación

Con la desinsectación se realiza un control integrado de plagas que permite utilizar menores cantidades de productos, pero más eficaces en cuanto a los resultados obtenidos. Así, se aplicará la dosis necesaria de insecticida en las áreas a tratar, realizando un estudio detallado de los factores de riesgo estructurales. Esto es clave para combatir insectos como la carcoma.

Es importante recordar, entonces, que el tiempo es la clave. Detectar las plagas de termitas y de carcoma antes de que produzcan un daño significativo es fundamental para cuidar la estructura de tu vivienda. Lo que resta luego es acudir al servicio de control de plagas Madrid adecuado para tu caso.

Si quieres saber más acerca de las plagas de termitas, no dudes en visitar unCOMO.

Artículos relacionados: